El Sistema Inmunitario

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario protege el cuerpo de su hijo de invasores externos, como bacterias, virus, hongos y toxinas (sustancias químicas producidas por microbios). Se compone de diferentes órganos, células y proteínas que trabajan juntas.

Anatomía del sistema inmunológico

Hay dos partes principales del sistema inmunológico:

  • El sistema inmune innato, que lo que se nace.

  • El sistema inmunitario adaptativo, que se desarrolla cuando el cuerpo se expone a microbios o sustancias químicas liberadas por microbios.

Estos dos sistemas inmunitarios funcionan juntos.

El sistema inmunitario innato

Este es el sistema de respuesta rápida de su hijo. Patrulla el cuerpo de su hijo y es el primero en responder cuando encuentra a un invasor. El sistema inmunitario innato se hereda y está activo desde el momento en que nace su hijo. Cuando este sistema reconoce a un invasor, entra en acción de inmediato. Las células de este sistema inmunitario rodean y envuelven al invasor. El invasor muere dentro de las células del sistema inmunitario. Estas células se denominan fagocitos.

El sistema inmunitario adquirido

El sistema inmunitario adquirido, con la ayuda del sistema innato, produce células (anticuerpos) para proteger su cuerpo de un invasor específico. Estos anticuerpos son desarrollados por células llamadas linfocitos B después de que el cuerpo haya estado expuesto al invasor. Los anticuerpos permanecen en el cuerpo de su hijo. Los anticuerpos pueden tardar varios días en desarrollarse. Pero después de la primera exposición, el sistema inmunitario reconocerá al invasor y se defenderá de él. El sistema inmunitario adquirido cambia a lo largo de la vida de su hijo. Las vacunas entrenan al sistema inmunitario de su hijo para fabricar anticuerpos que lo protejan de enfermedades dañinas.

Las células de ambas partes del sistema inmunitario se fabrican en varios órganos del cuerpo, entre ellos:

  • Adenoides. Dos glándulas ubicadas en la parte posterior del conducto nasal.

  • Médula ósea. El tejido blando y esponjoso que se encuentra en las cavidades óseas.

  • Ganglios linfáticos. Pequeños órganos con forma de frijoles, que se encuentran en todo el cuerpo y se conectan a través de los vasos linfáticos.

  • los vasos Linfáticos. Red de canales por todo el cuerpo que transporta los linfocitos a los órganos linfoides y al torrente sanguíneo.

  • Parches de Peyer. Tejido linfoide en el intestino delgado.

  • el Bazo. Órgano del tamaño de un puño ubicado en la cavidad abdominal.

  • Timo. Dos lóbulos que se unen delante de la tráquea detrás del esternón.

  • las Amígdalas. Dos masas ovaladas en la parte posterior de la garganta.

¿Cómo ayudan los antibióticos a combatir las infecciones?

Los antibióticos se pueden usar para ayudar al sistema inmunitario de su hijo a combatir las infecciones bacterianas. Sin embargo, los antibióticos no funcionan para las infecciones causadas por virus. Los antibióticos se desarrollaron para matar o desactivar bacterias específicas. Eso significa que un antibiótico que funciona para una infección de la piel puede no funcionar para curar la diarrea causada por bacterias. El uso de antibióticos para infecciones virales o el uso del antibiótico incorrecto para tratar una infección bacteriana puede ayudar a que las bacterias se vuelvan resistentes al antibiótico, por lo que no funcionará tan bien en el futuro. Es importante que los antibióticos se tomen según lo prescrito y durante la cantidad de tiempo adecuada. Si se suspenden los antibióticos antes de tiempo, las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos y la infección puede reaparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *